Todo lo que has de saber sobre la instalación de placas solares

La instalación de placas solares es una realidad a la que cada vez atiende un sector más amplio de la sociedad a nivel mundial. La apuesta por el uso de las energías renovables y limpias, a la vez que la búsqueda del ahorro en las facturas eléctricas son las claves de este proceso. Los estudios estiman que en el año 2022 más de 300.000 hogares unifamiliares de nuestro país se habrán decantado por este tipo de instalaciones que no solo consumen un tipo de energía limpia, sino que también reducen el gasto energético. Es decir, no solo consiguen reducir el consumo de combustibles fósiles, sino que también menguan las emisiones a la atmósfera siendo totalmente sostenibles.

La instalación de placas solares, una tendencia en aumento

Hacia mediados del año 2000, se comenzaron a instalar placas solares y uno de los mayores hándicaps a superar era su alto coste. Pero hoy en día, este se ha reducido enormemente, de modo que en aproximadamente 5 años puede amortizarse la inversión. Además, según va avanzando la tecnología también se van reduciendo más los costes de instalación de placas solares.

El mantenimiento de las placas es fácil y los módulos pueden adaptarse a los diferentes tamaños que sean necesarios. Ya se trate de una empresa o de un hogar, la mayor diferencia a la hora de implementar las placas solares es la escala. Podemos decir que, de media, la potencia de las instalaciones de placas solares en los hogares es de 6 Kw, mientras que las de empresa precisan de más potencia.

Uno de los puntos fuertes de las instalaciones fotovoltaicas es que tienen una duración media de unos 30 años. Además, a la hora de afrontar los gastos debemos tener en cuenta las desgravaciones que se ofrecen en el IBI y también las subvenciones que desde la Unión Europea se conceden con el fin de cumplir con los objetivos renovables. Pueden llegar a permitir un ahorro de entre un 40 y un 50% en la instalación.

En cualquier caso, una vez tomada la decisión de instalar placas solares, es muy importante estudiar en detalle las características técnicas de la instalación y buscar empresas homologadas que realmente nos ofrezcan seguridad.

frozen wave against sunlight
Photo by Hernan Pauccara on Pexels.com

El mejor método para ahorrar en la factura eléctrica

Las placas solares pueden instalarse en edificios y comunidades de vecinos, en negocios o empresas, en hogares unifamiliares y también en edificios públicos. En la actualidad, la mayoría de las instalaciones de energía solar fotovoltaica se conectan a la red eléctrica. Está claro que, especialmente en algunas zonas, no se puede esperar que el sol provea toda la energía necesaria para una casa todos los días. Por eso, al estar conectados a la red eléctrica se puede tirar de ella cuando estemos faltos de energía. Pero también recibiremos incentivos cuando la instalación de las placas solares produzca un exceso de electricidad. Además, este superávit también puede ser almacenado en baterías para usarse cuando sea necesario.

Instalar las placas solares no es un proceso complicado. De hecho, una vez planeada la instalación solo son necesarios unos días para llevarla a cabo. La instalación se compone de las placas solares propiamente dichas, normalmente colocadas en el techo de los edificios, aunque en ocasiones pueden ir en los jardines. También de un inversor solar, que es el encargado de transformar la energía para que pueda ser utilizada. Un CGP, que es el responsable de proteger la línea y un contador bidireccional que nos ayuda a optimizar el consumo de energía, el sistema de conexión a la red, el cuadro de protecciones CC y AC  y los sistemas de monitorización.