Edificios de consumo energético casi nulo (EECN)

Desde el año 2021, cualquier edificio que se construya en nuestro país deberá ser un edificio de consumo de energía casi nulo (EECN). Hablamos de un esfuerzo a nivel europeo que tiene el objetivo de cumplir las metas principales sobre clima y energía para el año 2030 y que cambiará la manera de construir nuestros edificios.

Tras la pasada COP25 en Madrid y la declaración de Emergencia Climática por parte del Parlamento Europea, es una época idónea para hablar de una estrategia inscrita en la agenda europea. Esta estrategia radica en crear edificios neutrales hablando desde una perspectiva del clima, los llamados edificios de consumo de energía casi nulo (EECN). Son aquellos inmuebles que necesitan poca energía y tienen que conseguirla a partir de fuentes renovables, como el autoconsumo fotovoltaico.

Hasta 2020, las directrices para realizar este tipo de edificaciones, se recogían en la legislación europea, dentro de la Directiva 2010/31/UE. En la actualidad, el Código Técnico de la Edificación (CTE), se ha renovado para hacer efectiva esta obligatoriedad.

Actualizaciones de eficiencia energética sobre el CTE

Se han actualizado los requisitos en eficiencia energética dentro del CTE, adaptándose a la normativa europea. Por ejemplo, se ha tenido que revisar y actualizar los requisitos energéticos en periodos que no sobrepasen los cinco años, para de esta forma poder adaptarlos a las nuevas tecnologías dentro del sector de la construcción.

Limitación del consumo energético

Se promueve el consumo energético de los edificios limitado en función de la zona climática de su localización o el uso que tenga el edificio. Hay que reseñar que parte del consumo ha de provenir de fuentes de energía renovables.

Exigencias básicas de ahorro de energía

Se aconseja obtener un uso coherente de la energía necesaria para la utilización de los edificios, bajando a límites sostenibles su consumo. Además, una parte de este consumo debe llegar de fuentes de energía renovable, y éstas deben incluirse en el proyecto y en la construcción del edificio.

Protección frente a la exposición al radón

Se obliga a que los edificios cuenten con los medios idóneos para limitar el riesgo previsible de exposición al radón que proviene del terreno en los lugares cerrados.

Control de la demanda energética

Los edificios deben disponer de una capa envolvente térmica que limite los requerimientos de energía primaria para conseguir el bienestar térmico en base a la localización.

Condiciones de las instalaciones térmicas

Las condiciones deben ser las adecuadas para conseguir el bienestar térmico de las personas, como viene recogido en el Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios (RITE).

Condiciones de las instalaciones de iluminación

Además de referirse a las condiciones lumínicas óptimas, se desea el mayor aprovechamiento de la luz natural y al uso concreto de una clase de equipamiento específico.

Contribución de energía renovable y placas solares

Se necesita un aporte mínimo de energía renovable para cubrir la demanda de agua caliente sanitaria. El calentamiento de agua para temas sanitarios debe disponer de un sistema de recuperación para ahorrar energía. Por último, otra de las modificaciones a comentar es la generación mínima de energía eléctrica, por ejemplo, con placas solares.

Descubre Tecnocentro

Tecnocentro cuenta con una amplia trayectoria superior a 10 años de experiencia desarrollando proyectos de energías renovables y con un amplio espectro de casos de éxito en aplicación de la tecnología fotovoltaica en empresas que hoy en día generan su energía a través de paneles solares instalados por nuestra empresa.

No solo nos gusta ofrecer el mejor producto, sino que queremos dar el mejor servicio a nuestros clientes. Queremos que saquen verdadero provecho del sol a partir de la solución que ofrecemos.