autoconsumo fotovoltaico industrial

Cómo aprovechar la radiación solar en invierno en una instalación fotovoltaica

Es frecuente que en torno a un 75 % de la producción de una instalación fotovoltaica se realiza en primavera y verano, debido a que los meses de invierno tienen menos horas de sol. Pero hay que poner en valor que también se puede producir una cantidad notable de energía solar durante la estación más fría del año. Hoy hablamos del aprovechamiento de la energía solar en invierno para una instalación fotovoltaica.

Ubicación de los módulos

La localización meteorológica de la zona es el factor más vital cuando vamos a elegir la ubicación de la planta, ya que la posición del sol siempre va cambiando de forma constante a lo largo del día y del año.

Se pueden conseguir mayores valores de rendimiento cuando la radiación solar incide en el panel fotovoltaico de manera vertical. Por eso es imprescindible estudiar si la orientación se optimiza tan solo para la época veraniega o si tienen en cuenta todas las estaciones del año.

Módulos fotovoltaicos fríos

En contra de lo que se pueda pensar, el rendimiento de los módulos fotovoltaicos desciende con la subida de las temperaturas. Por cada grado de aumento de la temperatura, el rendimiento va a disminuir entre un 0,35 y 0,45 por ciento.

Dicho esto, el rendimiento es más elevado en los días calurosos de primavera, en aquellos momentos donde el sol está bajo, que en los días con mayores temperaturas en verano. En las regiones más altas, este efecto puede darse hasta en invierno, debido a que el aire es más fino y por lo tanto la radiación ultravioleta incide con mayor intensidad.

¿Qué ocurre si nieva?

Las instalaciones fotovoltaicas son totalmente válidas para temporales de nieve, ya que por ejemplo, los módulos fotovoltaicos comunes pueden llegar a resistir sin problema una presión de 2.400 pascales (que equivale a 240 kg/m2).

En aquellas zonas más duras en cuanto a lo climatológico, existen módulos que pueden soportar los 8.000 pascales. Si los techos son inclinados, la nieve se desliza fácilmente. En cuanto a los techos planos, es necesario controlar la capacidad de carga cuando se producen intensas nevadas y así evitamos que peligre el equilibrio estático.

Aunque haya nieve en los módulos, la luz puede seguir incidiendo en ellos. Si el ángulo de alineación es de 30 a 35°, la nieve se desliza de forma rápida por sí sola. El proceso se lleva a cabo por el calor que se produce en el momento en el que una mínima parte del panel solar queda expuesta.

Descubre Tecnocentro

Tecnocentro cuenta con una amplia trayectoria de más de 10 años de experiencia desarrollando proyectos de energías renovables y con un amplio espectro de casos de éxito en aplicación de la tecnología fotovoltaica en empresas que hoy en día generan su energía a través de paneles solares instalados por nuestra empresa.

No solo nos gusta ofrecer el mejor producto, sino que queremos dar el mejor servicio a nuestros clientes. Queremos que saquen verdadero provecho del sol a partir de la solución que ofrecemos.