steel wool of fire cracker

Ayudas del IDAE para proyectos renovables

El IDAE (Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía) cuenta con fondos que provienen de los Fondos FEDER (Fondo Europeo de Desarrollo Nacional), Fondo Nacional de Eficiencia Energética, Presupuestos Generales del Estado y de la financiación propia del Instituto. Son siete las comunidades autónomas donde ha aprobado las primeras convocatorias centradas en la financiación de proyectos renovables que destaquen por su carácter innovador: Andalucía, Principado de Asturias, Castilla-La Mancha, Cataluña, Extremadura, Madrid y Murcia .

316 millones de euros en ayudas

Las ayudas forman parte de un paquete de apoyo público que parte de 316 millones de euros y que puede ser complementado con los fondos europeos para la recuperación. A este dinero se suma una inversión privada de 551 millones, que contribuirán no solo a la creación de empleo local, sino también a la reducción de las emisiones de CO2 a la atmósfera.

Las ayudas han sido divididas en dos grupos diferentes. En el primero se engloban las ayudas que están destinadas a las instalaciones de energía eléctrica con fuentes renovables que apoya proyectos fotovoltaicos, eólicos, de biomasa o gases renovables, incluyendo iniciativas de hidrógeno renovable y autoconsumo, entre otras.

En el segundo grupo se integran las ayudas para la construcción de instalaciones que generen energía térmica a partir de fuentes renovables, que impulsa proyectos con tecnologías como la geotermia, la energía solar térmica, la aerotermia o la biomasa.

El sector agroalimentario y las industrias que tienen relación con él serán uno de los beneficiados por estas ayudas. Otros de los sectores que pueden recibir ayudas son el industrial y el de servicios.

El IDAE trabaja con el resto de las regiones para aprobar el resto de convocatorias que le permita llegar a los 316 millones de euros que conforma la dotación inicial .

Los fondos se repartirán por tecnologías

Según se ha acordado con las autonomías, los fondos se repartirán por tecnologías, distribuyendo 5,7 millones para proyectos fotovoltaicos; 30,9 para solar térmica; 35,7 millones para biomasa; 22 millones para gases renovables; 13 millones para geotermia e hidrotermia; 5,7 para aerotermia; 4,1 para hidráulica; 2,8 para eólica; y 750.000 euros para redes de calor.

Dentro de cada una de las convocatorias se definen las tipologías específicas que se pueden elegir en función de las necesidades regionales. Los proyectos se valorarán siguiendo criterios relacionados con la transición justa, el reto demográfico, la innovación y la eficiencia, la lucha contra la pobreza energética y el impulso a sectores estratégicos de cada región o el apoyo a la participación ciudadana.

A las convocatorias pueden presentarse tanto personas físicas como jurídicas, públicas o privadas, comunidades de bienes o de propietarios siempre que realicen un proyecto que encaje en las especificaciones indicadas.

Estas ayudas se enmarcan dentro de los objetivos de ahorro de energía establecidos en el Plan Integrado de Energía y clima (PNIEC) que pretende que en el año 2030 la presencia de las energías renovables sobre el uso final de energía en nuestro país, represente el 42%.  Y la producción de energía eléctrica a partir de fuentes de energía renovable debería representar el 74% de la generación eléctrica. Conllevando a su vez una importante reducción del nivel de emisiones de CO2 y favoreciendo el paso a una economía baja en carbono.

El IDAE es un organismo que depende del Ministerio para la Transición Ecológica. Entre sus funciones se encuentran la financiación de proyectos y el desarrollo y la gestión de los programas de ayudas públicas ligados a los sectores de la energía buscando lograr un ahorro de energía y el uso de los recursos renovables.